Subastado el Santo Grial de Michael Jordan

Una leyenda de la dimensión de Michael Jordan es probable que tenga diferentes “Santos Griales”, pero si hablamos de trading cards, casi con total seguridad correspondería a una de las que se ha subastado recientemente.

1997 Metal Universe Precious Metal Gems Michael Jordan PMG Green” es la card en cuestión, probablemente la más deseada por los coleccionistas en cuanto a cards sin autógrafo o memorabilia se refiere.

La card subastada

El atractivo de esta card es indudable. Lo primero que llama la atención es el diseño, con Jordan realizando un mate dejando tras de sí una especie de silueta de fuego, con un fondo verde fluorescente que da todavía más espectacularidad a la card.

La otra característica es la rareza y la historia de esa card, ya que se trata de uno de los primeros inserts difíciles de conseguir de Michael Jordan, en una época en que no abundaban este tipo de cards, y apenas se han puesto a subasta en los más de 20 años desde su lanzamiento.

Parte trasera de la card

Si observamos la parte de atrás de la card, podemos ver la numeración a /100. Automáticamente se puede suponer que es rara, pero no tanto habiendo cien de ella. Pues bien, cien es el número total de PMGs editadas ese año de, en este caso, de Jordan, pero hay dos colores: rojo y verde. Las verdes son de la 1 a la 10 y las rojas de la 11 a la 100. Así pues, técnicamente solo existen 10 cards iguales, entendiendo así la singularidad de ese trozo de historia.

Lo que siempre atrae saber en estos casos, el precio que acabó la subasta: 350,100$. Una cifra estratosférica que la coloca como tercera card más cara jamás vendida públicamente. Además, los primeros rumores apuntan a que el ganador ha sido un conocido coleccionista que posee gran cantidad de las cards más deseadas, así que seguro quedará aún más extraordinariamente en su colección.

Para poner un poco en perspectiva la cifra, la versión roja llegó a 21.000$ en estos últimos años, mientras que otra verde se subastó en 2015 vendiéndose finalmente de forma privada por “una pequeña suma de seis cifras”.

La referenciada en ese artículo estaba calificada como ‘Alterada’. La compañía autenticadora detectó ciertas irregularidades en el borde derecho de la card (probablemente algún intento de retocar algún deterioro que hubiera sufrido, aunque la empresa no ha dado más detalles sobre el por qué de esa etiqueta). Así que no es improbable que el precio pueda aumentar en un futuro.

Habrá que ver si después de esa cifra hay alguna de las problablemente 9-10 personas en todo el mundo que tienen esa card, que se anime también a subastarla.

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notify of